boda en mas el Martí

"Siempre existe en el mundo una persona que espera a otra, ya sea en medio del desierto o en medio de una gran ciudad. Y cuando esas personas se cruzan y sus ojos se encuentran, todo el pasado y todo el futuro pierden completamente su importancia y solo existe aquel momento."

Los protagonistas de hoy son Roger y Vanesa. Cuando le pregunté a Roger que me contara un poquito cómo fue su romance (lo sé, lo sé, lo sé, soy algo cotilla; pero me encanta escuchar cómo dos personas desconocidas un día se cruzan y deciden continuar su camino juntos), me dijo esto:

"Los dos trabajábamos en el hospital, y habíamos coincidido de noche, pero no nos hicimos mucho caso, ya sabes como sois las mujeres, el tiempo pasó y estábamos en el mismo grupo, venía a tomar café,... antes de trabajar nos veíamos, etc..., pero estaba ocupada en esa época. Más tarde, con el tiempo se quedó soltera y empezamos a hacernos más caso...más bien fue ella, que al final es quien manda (jaja). Y subíamos a fumar a la terraza y empezamos a tener nuestras conversaciones y confidencias. La cosa fue que comencé a hacerme el reticente pero nada...no sirvió de nada...acabé donde estoy hoy...junto a ella (jajaja). Se le dice el arte de enamorar...ese es el que tiene ella".

 

Roger se cambió en casa,junto a su gato y su familia, llevaba un vestido de Protocolo Novios de color azul marino con un chaleco que quitaba el hipo, zapatos Baqietto y reloj (super relojazo) de Tissot . Un detallazo que me enamoró es que llevaba un buquet de novio absolutamente tremendo de la mano de la Floristería Flor Disseny. Por no deciros el conjuntazo que se marcaron los padrinos de la boda con otros buquets de Muguet Florista.

Después de haber disfrutado un rato junto a él y los suyos (incluídos mini bocadillos, croissants, y demás,...) me puse en marcha con Vanesa.

Vanesa estaba en casa de su madre, con sus dos hermanos, su sobrino y su cuñado. Expectantes ante un día tan importante. Vanesa ( o Vane para los amigos) estaba tan súmamente preciosa con un maravilloso vestido de novia de Yolancris. Un vestido de novia...con toque bohemio, boho chic , dulce, suave, inspirados en el universo folk de los sesenta y con una cierta esencia zíngara. Vamos, como resurgida del festival Woodstock. Que levanten la mano... cuántas no hemos soñado con vestir el día de nuestra boda con un vestido de Yolancris ?. Porque yo,sí. Y no podían faltan unos zapatos acordes con el estillismo, así que se decantó por unas espardeñas de cuña de Carmenchu.

La boda fue en Mas el Martí, jamás dejaré de decir que es un lugar precioso y la pequeña colina que hay para celebrar la ceremonia es... preciosa. Hubo un pequeño inconveniente... en esa zona se crea un microclima y todo apuntaba a que llovería (quien me conozca debe saber que AMO el cielo oscuro a punto de llorar) pero aguantó, el cielo aguantó como un campeón con su color grisaceo y esa nube de sombra perfecta.

La decoración. ¿Qué decir de la decoración?. No podía gustarme más, sólo tenéis que ver las imágenes. Todo cuidado con mimo y cariñoy delicadeza suprema de la mano de Mel i Cotó .En la ceremonia nos acompañó el Quartet de Gaudí.

Poniendo fin a la ceremonia, en el banquete, teníamos a parte de la decoración de Mel i Cotó, una elegante y bohemia Abanik (encargados del menaje de mesas). Todo estaba inundado de luces, cortinas de leds,...ay! qué nos gusta una lucecita en medio de la oscuridad. Y si es de la mano de Kamal Producciones, mejor que se encargaron también de la acústica y Dj. El catering exquisito de El Ginjoler, una tarta preciosa junto a su candy bar de La Cakery Vic

Para el baile de los novios, al final...soltaron cada uno de los invitados y los novios incluídos, globos que dejaron el cielo repleto de ellos, dando por hecho que el amor... no entiende de límites.  <3

Toca... '¡Bailar!. Y a quién no le entra hambre entre bailoteo y bailotea, y de fotomatón a fotomatón?. ¿A ti no?. Lo dudo, y lo dudo porque nadie se puede resistir a los crepes que Creperie La Marione hace. Distintos sabores y subida en su foodtrack...te maravillará.

A mi lado, con cámara en mano y captando los momentos en movimiento tenía a Fénix Visual. Gracias por hacerlo todo tan bonito como lo haces.

Rebecca EscabrósComment